ECSTATIC DANCE

"Bailar es elevarse entre dos mundos, fundir el corazón y entregar el alma".


Esta forma de danza “sin forma" ha sido practicada desde que el ser humano transita la Tierra, entregándose al ritmo y a la exploración libre, entrando en un estado de meditación que lleva hacia el trance y al éxtasis.

En las tradiciones del chamanismo los movimientos y el toque del tambor inducen a estados alterados de consciencia y goce. En algunas tradiciones también se utiliza el baile como medio para entrar en estados profundos de meditación y éxtasis, como los derviches giradores del sufismo.

 

En esta danza no hay pasos que seguir, solo hay que dejar que nuestro cuerpo se exprese libremente con sus movimientos, siendo guiado por la música, dando lugar a que la creatividad haga su magia. Este encuentro es un espacio para la expresión libre, donde puedes simplemente ser tú mismo.

Este encuentro favorece una gran descarga emocional, liberando energías estancadas y se convierte en una meditación en movimiento, conectándonos con nosotros mismos, nuestras emociones y con los demás.